Conoce a la profesora

IMG-20200819-WA0165.jpg

Hola, Namasté ¡!

Mi nombre es Balbina,

Soy profesora de yoga desde hace 9 años y también licenciada en Ciencias económicas y empresariales.

El yoga entró en mi vida por casualidad hace 12 años , cuando tras más de 15 años trabajando en el sector de la banca, decidí  hacer un cambio en mi vida y tuve la oportunidad de poder dejar ese empleo estable en el mundo de las finanzas , en el cual me sentía atrapada. Recuerdo que tras abandonar ese empleo, no sabía a qué me iba a dedicar, pero estaba convencida de que había  hecho lo correcto. 

Tenía  cerca de casa una escuela de yoga y comencé a practicar. Poco a poco comenzaba a sentir que me enganchaba, y decidí  ahondar más en esta disciplina tradicional, originaria de la  India y que busca el equilibrio y el bienestar físico, mental y espiritual. Finalmente  tomé la decisión de formarme para ser profesora de yoga con distintos profesores y escuelas de yoga reconocidas por la E.Y.A. (European Yoga Alliance ).

Al principio practiqué Hatha Yoga,  y poco a poco mi práctica fue evolucionando, interesándome por las alineaciones y las correcciones posturales , así como por las distintas variantes que se pueden realizar con el fin de conocer tu cuerpo y aprender a respetarlo y cuidarlo conscientemente. Recuerdo un maestro que me decía, “siempre es más fácil aprender con aquello que podemos palpar, aquellas cosas tangibles como es nuestro cuerpo, para después llevar ese aprendizaje al resto de cosas intangibles como nuestra mente o las emociones, con el fin de alcanzar ese equilibrio físico, mental y emocional”.

Así pues, la práctica de yoga tiene muchos beneficios. A alguien que tiene una lesión le servirá para ejercitarse sin hacerse daño, a una persona estresada le ayudará a calmarse…. La práctica de yoga es apta para todos, se adapta a cada persona y su situación, desde niños hasta personas mayores, desde personas sanas y flexibles hasta personas con algún tipo de dolencia ó discapacidad. Es ésta cualidad del yoga la que me ha permitido acercarme a mi otra vocación: “labores sociales “y he podido llevar a cabo un proyecto de yoga y salud mental  con niños en situaciones desfavorables, y  tener la  satisfacción  de ver que este trabajo sirve y hace más fácil vivir. Hace un par de años me formé en  atención socioeducativa con personas con discapacidad para acercarles esta  disciplina y que puedan disfrutar de sus beneficios.

Hoy en día, sigo formándome a través de talleres, formaciones y retiros con profesores y maestros que me inspiran. En mis clases me gusta variar los estilos de yoga y combinar hatha con yoga dinámico, a través del Vinyasa.

 

«Empieza haciendo lo que es necesario; después haz lo que es posible;

y pronto te encontrarás haciendo lo imposible»

Apuntate a clase de Yoga ¡!